Sin dejar la receta de la semana pasada, hoy os muestro un ejemplo de los muchos que podremos elaborar con los tomates secos caramelizados. A diferencia de los que venden, éstos, no tienen pepitas, ni piel, los hemos hecho nosotros y les hemos dado nuestro toque. La tapa de ésta semana es perfecta para ésta época del año, fresca, vistosa, colorida y muy apetecible para comenzar un buena comida o cena, o simplemente para picar a la hora del vermú. Vamos con la receta que es muy sencilla:

Ingredientes:

  • 1 aguacate
  • 1 lata de ventresca de bonito
  • tomates secos (receta anterior)
  • cebollino fresco
  • aceite de oliva virgen y sal en escamas

Proceso:

Sobre una tostada, colocaremos una lámina de aguacate, después un pétalo o dos de tomate seco caramelizado (según el tamaño) y unas láminas de ventresca de bonito.

Picaremos el cebollino fresco. Echaremos unas escamas de sal sobre el aguacate, un pequeño chorrito de aceite de oliva virgen extra y por último espolvorearemos el cebollino picado.

Servir inmediatamente y disfrutar.

TRUCOS DE COCINA:

  • Añade antes el chorrito de aceite y así el cebollino no se caerá.
  • Prueba a hacer una tapa con la misma base pero distintos ingredientes, por ejemplo; sobre la tostada, pondríamos los tomates secos, en lugar de la ventresca utilizaríamos anchoa salmuera y en lugar del aguacate, por ejemplo, olivas negras sin hueso o puré de las mismas.
  • Si quieres conservar los tomates, déjalos en el mismo papel sulfurizado y consérvalo dentro de un recipiente hermético en la nevera.

Suerte y hasta la semana que viene.