No hay nada como un buen postre casero, casualmente mientras redacto ésta receta, estoy disfrutando de una fantástica rosquilla de anís que se ha marcado mi tía Rosa Mari, receta que otro día os mostraré. A lo que vamos, el tiramisú seguramente sea de aquellas opciones las cuales, por el trabajo que cuesta hacerlas merece la pena. Es muy socorrido para terminar una buena comida o cena y a su vez, si no nos pasamos en la cantidad, lograremos equilibrar el menú para que la sensación de haber comido sea satisfactoria. Es muy fácil, y si tenemos un poco de imaginación, podremos darle la vuelta a ésta receta de mil maneras. Vamos con la receta:

Ingredientes:

  • 5 yemas de huevo
  • 500 gr. de queso mascarpone
  • 50 gr. de azúcar glass
  • Cacao amargo en polvo y un poco de brandy
  • 24 bizcochos de soletilla
  • 200 ml. aprox. de café expreso (muy cargado) azucarado a tu gusto, (mejor no muy dulce).

Proceso:

Para la crema de relleno:

Batir las yemas con el azúcar glass hasta montar.

Una vez bien montado, añadiremos el mascarpone y un chorrito de brandy (si notamos que la mezcla no está muy montada, podremos añadirle el brandy mezclado con el café y así evitaremos que se bajen las yemas).

Batiremos hasta dejar la mezcla homogénea, ayudándonos una vez disuelto el queso con una lengua, con movimientos de arriba abajo, para así evitar que se nos baje. Reservar en la nevera.

Para los bizcochos:

Dependerá si vamos a hacer un tiramisú grande, o pequeños individuales. De cualquier forma los colocaremos en la base, y con la ayuda de un pincel, emborracharemos con el café. Nos deberá quedar un bizcocho bien emborrachado, pero sin que llegue a deshacerse. Reservaremos.

Para terminar:

Sobre los bizcochos emborrachados, y con la ayuda de una manga pastelera, iremos echando el primer relleno, procurando echar la misma cantidad por todo. Después espolvorearemos cacao por encima, y volveremos a repetir la misma operación. Podremos hacer tantos rellenos como queramos, y sólo teniendo en cuenta, que en la parte final, es decir la superior, tendremos que acabar con capa de relleno, que se le suele dar forma de gotas con la manga. Lo dejaremos enfriar y reposar en la nevera unas 4 horas aprox., a la hora de servir, espolvorearemos cacao por encima y listo.

TRUCOS DE COCINA:

  • La salsa con la que acompaño el tiramisú, es un toffe espeso, pero podremos acompañarlo casi con cualquier tipo de salsa, aunque es verdad que no le haría falta ninguna.
  • Si no tienes queso mascarpone, puedes usar cualquier tipo de queso de untar tipo phyladephia sin sal.
  • El cacao que has de usar procura que sea del amargo, que no tenga azúcares, así conseguimos crear un ben contraste.
  • Éste postre, bien equilibrado es sensacional, procura no endulzar mucho el café.