portada1

No es un revuelto cualquiera, normalmente acostumbramos a llamar revuelto a un huevo cuajado acompañado casi de cualquier cosa, en éste caso, lleva más trabajo pero el resultado no es ni parecido, podríamos comparar la textura de éste revuelto con la textura de una crema pastelera, y simplemente hará falta, un calor muy suave y mucho movimiento. Si a esto le sumamos que el queso se comenzará a fundir con el calor del revuelto y lo mezclamos con el sabor apuntado del jamón de pato, estamos ante un gran plato con cuatro ingredientes, veamos como se hace.

Ingredientes para 4 personas:

ingredientes

  • 8 huevos
  • 200 gr. de níscalos
  • 1 queso Castello Danablu
  • 12 filetes de jamón de pato
  • vegetales fritos
  • sal y aceite de oliva
  • cebollino fresco

Proceso:

Lo primero de todo, prepararemos los níscalos. Bajo el grifo de agua fría los lavaremos concienzudamente hasta dejarlos completamente limpios.

lavar-níscalos

Después, los filetearemos.

filetear-níscalos

Y en una sartén caliente con un poco de aceite de oliva los saltearemos a fuego medio.

saltear-níscalos

Los saltearemos alrededor de 8 minutos, una vez pasado ese tiempo, reservaremos.

níscalos-rehogados

En un bol, mezclaremos los huevos con un poco de leche y batiremos.

huevos-con-leche

Una vez batidos, pondremos la sartén con los níscalos al fuego y añadiremos los huevos.

revuelto

A partir de aquí, es imprescindible que uséis una sartén antiadherente y una lengua de silicona.

revuelto1

Con un fuego medio, iremos retirando la sartén del fuego y volviendo a colocarla después,  eso si, sin parar de remover. Sazonaremos.

revuelto2

Y sin dejar que el huevo cuaje y manteniendo la temperatura de la sartén a fuego muy suave, seguiremos removiendo. Nos tendrá que empezar a quedar así, con cuerpo, pero con textura cremosa.

revuelto3

Pasaremos a emplatar rápidamente.

revuelto-y-danablu

Colocaremos los dados de queso, el jamón de pato y los vegetales crujientes.

macro1

Consejos de cocina:

  • Puedes utilizar cualquier seta y seguir el procedimiento, pero procura que sean de buena textura y aroma, si utilizases “boletus”, estaríamos rozando la perfección.
  • Es un plato para preparar y comer, pero puedes tener hechos los níscalos con antelación y en el momento que quieras, terminar el revuelto.
  • En lugar de jamón de pato, puedes usar cualquier jamón, pero su sabor y su grasa son inconfundibles.
  • El verdadero revuelto se hace con un calor indirecto y sin dejar de batir, pero de la forma que os muestro es lo que más se acerca y el resultado es muy bueno.