Aunque muy conocido, a veces tendemos a dejar de lado platos como este. Y en días de tanto calor, apetece algo fresquito, ligero y nada complicado. Por eso esta semana he optado por las endibias al roquefort, pienso que no hay nada más fácil para resolver el primer plato de una comida y que dé tan buen resultado. Si te gustan las endibias, prueba a hacerlas a la plancha con la crema caliente y descubrirás un plato diferente y muy recurrente para esas cenitas especiales.

Vamos con la receta;Ingredientes para 4 personas:

  • 6 endibias grandes
  • 250 gr. de queso roquefort
  • 50 gr. de nata fresca 35% M.G
  • uvas y nueces peladas
  • sal

Proceso:

Lo primero, haremos la crema de roquefort. En el vaso de la batidora echaremos el queso roquefort y la nata. Batiremos hasta conseguir una crema fina y espesa. Según el queso que empleemos, podremos necesitar más nata o por el contrario tendremos que usar menos de los 50 gr. que ya hemos pesado. Por lo tanto, empezaremos con un poco de nata, y trabajaremos, según veamos la cantidad que nos hace falta añadiremos más. Una vez conseguida la crema bien fina y espesa, probaremos de sal y añadiremos si le hiciese falta (no suele hacer falta), después, la reservaremos en la nevera.

A la hora de colocar las endibias, pondremos en juego nuestra imaginación para que el plato resulte más divertido o podremos seguir la sugerencia de la foto.

Pelaremos las uvas enteras o cortadas por la mitad y pelaremos también las nueces.

Para terminar, colocaremos una buena lágrima de crema de roquefort en el fondo del plato, después colocaremos las endibias, las uvas y las nueces.

TRUCOS Y CONSEJOS DE COCINA:

  • Procura conseguir una crema potente, es decir, que sepa mucho a queso roquefort y esté bien de sal ya que las endibias no las aliñamos con nada.
  • No dejes de añadir algo dulce y fresco como las uvas, el conjunto del plato lo necesita, si no tienes uvas, puedes recurrir al melocotón, la ciruela, la manzana, el melón, tú mism@.
  • Si las vas a hacer a la plancha, córtalas enteras por la mitad a lo largo y márcalas por el lado del corte, con un poco de aceite de oliva en una sarten bien caliente.
  • Lo mismo que con la fruta, puedes usar cualquier otro fruto seco, como podrían ser las almendras, los pistachos, etc.
  • Procura que te sobre crema de roquefort, ya que te aguantará muy bien unos días en la nevera y te podrá servir para completar un aliño para una ensalada, para marcarte una tapa de categoría o para acompañar un buen trozo de carne a la plancha.
  • Si no tienes a mano roquefort, puedes usar queso azul o uno similar. Para los que les gustan las emociones fuertes, puedes usar cabrales.
  • Para obtener un resultado excelente en la mesa con éste plato, acompáñalo con un buen vino, blanco afrutado por ejemplo.