De niño no las podía ni ver, ahora me vuelven loco. Son un alimento exquisito, con multitud de propiedades, dignas de las mejores mesas y cuando es la temporada, podemos encontrarlas muy bien de precio y de muy buena calidad. Como más se valoran son simplemente cocidas o aún mejor, ligeramente cocidas y terminadas a la plancha, además de a la brasa, rellenas, etc. Hoy os propongo algo diferente, cocerlas y triturarlas, con lo que conseguiremos una pasta con sabor a alcachofas, brutal. El jamón, como siempre hace una pareja perfecta con la alcachofa, pero para no robarle protagonismo a ésta, lo freiremos ligeramente para no acentuar demasiado el sabor y la sal del jamón. Como queremos que la pasta o el paté de alcachofas sepa a eso, a alcachofa, sólo lo sazonaremos con lo más básico. Vamos con la receta:

Ingredientes para 4 montaditos:

  • alcachofas
  • filetes de jamón
  • Agua, sal, pimienta blanca y aceite de oliva virgen
  • Perejil fresco
  • Pan tostado

Proceso:

Lo primero, pondremos agua a cocer bien salada con unas ramas de perejil fresco.Prepararemos un bol con agua fría y hielo.

Limpiaremos las alcachofas, retirando todas las hojas más exteriores y pelando el tallo si lo tiene. Cuando las hayamos limpiado todas, les haremos un corte horizontal en la parte superior con un cuchillo

y rápidamente las echaremos al agua hirviendo.

Las dejaremos hervir hasta que estén tiernas,

en ese momento las enfriaremos en agua muy fría para parar la cocción y evitar que se pasen.

Después las escurriremos y las pondremos en el vaso de la batidora o thermomix, añadiremos la sal y la pimienta recién molida y trituraremos hasta dejar muy fino,

en ese momento, añadiremos el aceite de oliva mientras emulsionamos con la batidora. Probaremos de sal y guardaremos en la nevera.

En una sartén con aceite templado, echaremos el filete de jamón y lo freiremos ligeramente. Sacaremos a un papel absorbente.

Tostaremos el pan y lo untaremos con el paté, el cual habrá que poner abundante, encima pondremos el jamón y….listo!!.

Aquí con el jamón sin freír.

TRUCOS DE COCINA:

  • También podrás usar jamón sin freír.
  • No te excedas en añadir pimientas ni muchas especias a la crema de alcachofa, ya que el sabor tan sutil de la misma, se vería enmascarada y perdería la gracia.
  • El pan, intenta hacerlo en el momento.
  • La pasta de alcachofa será mejor servirla a temperatura ambiente, dado que muy fría carecerá de sabor.