Hace bastante tiempo que quería mostraros ésta receta en homenaje a mi tía Rosa Mari y también en cierta manera a la insistencia de much@s por saber como hacer las naranjas enteras confitadas. La elaboración difiere mucho de las cáscaras de naranja confitada usada para adornar postres. Como dulce navideño, para el café, como complemento en un postre, para adornar tartas, bombonería, y mucho más es lo que nos puede ofrecer algo tan básico y a la vez tan sorprendente como son las naranjas confitadas con chocolate. Utilizo una cobertura negra venezolana, “Ocumare” con un mínimo del 71 % de cacao, pero ésto no significa que debáis usar sólo ésta, casi cualquier chocolate nos servirá, pero eso si, que sea de calidad. Os enseñaré un truco para templar el chocolate de una manera fácil y sencilla, que por lo menos nos va a servir para aplicarlo a éste tipo de preparaciones, o para bañar tartas, bombones, etc, vamos pues con la receta;

Ingredientes:

  • 2 naranjas de mesa no muy grandes del año
  • 1 litro de agua/350 gr. de azúcar blanca normal
  • Agua
  • 200 gr. de cobertura de chocolate negro

Proceso:

Lo primero, en una olla baja y ancha pondremos agua a cocer. Procuraremos que la olla elegida sea suficientemente ancha para que quepan bien las naranjas sin deshacerse. Una vez que hierva el agua (ésta es sin medida), echaremos las naranjas cortadas gruesas a cuchillo.

No las tocaremos apenas a lo largo de toda la cocción para evitar que se rompan y deberán estar cociendo a lo largo de 1 hora aproximadamente, debido esto a que el tiempo varía en función de la dureza de la piel y de la carne de la naranja.

Así pues, antes de sacarlas, comprobaremos que la piel esté tierna.

Mezclaremos el litro de agua y los 350 gr. de azúcar, y lo pondremos a cocer.

Cuando hierva, añadiremos las naranjas cocidas.

Las tendremos cociendo hasta que el almíbar comience a espesar, y para ser más exactos, cuando el almíbar esté a “punto de bola o hebra“,

Sacaremos las naranjas a un papel sulfurizado o de silicona, escurriremos todo lo que podamos las naranjas..

Cuando estén todas, las meteremos al horno a 70ºC con la puerta ligeramente abierta para facilitar la eliminación de la humedad, y las tendremos alrededor de 1 hora o hasta que se nos queden más secas y manejables.

Ya estarán listas para consumir o para darles el baño de chocolate que más nos guste. Muy importante para el baño de chocolate, tendremos que ponerlo a fundir y después abatir(bajar) la temperatura ligeramente, ¿que como?, vamos a verlo,

lo primero de todo pondremos agua a hervir en un cazo, y en otro de menor tamaño, añadiremos 150 gr. de chocolate picado grueso, y los otros 50 gr. restantes los reservaremos.

Una vez fundido y bien trabajado con la cuchara de madera, añadiremos el resto del chocolate para lograr bajar la temperatura del mismo.

Y repetiremos la operación, trabajando el chocolate hasta dejarlo totalmente fundido, y ya estará listo para usar como baño para las naranjas o cualquier otro tipo de aplicación similar. Podremos bañar las naranjas enteras,

O por el contrario, bañarlas parcialmente.

Las escurriremos bien….

Y las colocaremos de nuevo en papel sulfurizado o de silicona,

y una vez tengamos todas, las meteremos a la nevera.

Y éste será el resultado.

TRUCOS DE COCINA:

  • Al usar un chocolate potente, es preferible bañarlas parcialmente.
  • Lo más importante será dejar las naranjas bien cocidas antes de echarlas al almíbar, ya que una vez dentro del almíbar, la piel tiende a endurecerse.
  • Usa naranjas en buen estado, del año y de mesa.
  • también puedes cortarlas una vez terminadas, sin chocolate en bastones para posteriormente bañarlas parcialmente.
  • Puedes hacer lo mismo pero con limones, limas, pomelos, naranjas sanguinas, etc.
  • Puedes utilizar ésta naranja confitada para acompañar y adornar postres, como por ejemplo, unas magdalenas o un bizcocho, a la hora de meterlo al horno, espolvorea trozos pequeños de ésta, realzarás su sabor y le darás un toque diferente.