Son muchos los interesados en ésta receta, y a diferencia de lo que se piensa, no es nada complicado. Un buen comienzo para picar para estas navidades, para un buen aperitivo, vermú, tapa, centro de mesa, o lo que se nos ocurra. Cuando compramos hígado de pato fresco, casi siempre terminamos haciéndolo a la plancha, que es como mejor podremos disfrutar de él, pero, ésta es una de las formas la cual al final terminamos comprándola. El micuit de pato, nos permite combinar multitud de ingredientes y gran cantidad de combinaciones, en éste caso usaremos higos en almíbar. Vamos con la receta,Ingredientes:

  • 1 hígado de pato fresco de buena calidad
  • higos en almíbar
  • Vino de Jerez, Oporto, Pedro Ximénez o similar
  • Sal y pimienta negra

Proceso:

Sacaremos el hígado de la nevera 1/2 hora antes de trabajarlo. Una vez esté listo, los desvenaremos con las manos y con la ayuda de una puntilla o cuchillo pequeño, despojando todas las venas que atraviesan el hígado.

Una vez desvenado, salpimentaremos los trozos generosamente y rociaremos con un buen chorro de vino oloroso, en éste caso con vino de Jerez y Pedro Ximénez. Removeremos bien y guardaremos en la nevera.

Al día siguiente, lo sacaremos 20 minutos antes.Sobre una tabla de cocina, colocaremos el rollo de papel film y colocaremos una base de trozos de hígado de pato dándole forma de rectángulo. En el centro y a lo largo, colocaremos los higos cortados en cuartos.

Y encima de los higos colocaremos un poco más de hígado.

Comenzaremos a enrollar el conjunto, procurando que el relleno, es decir, los higos, queden en el centro.

Una vez consigamos algo parecido a lo de la foto, comenzaremos a apretar el rulo a la vez que enrollamos, consiguiendo así que quede bien apretado y sin huecos de aire.(paciencia)

Hasta conseguir algo así. Después, cortaremos el papel film, cogeremos los extremos y enrollaremos como si fuese un caramelo hasta dejarlo muy apretado.

Una vez hayamos conseguido algo así, y esté muy tenso, volveremos a coger con papel film los extremos para que no se suelten y….voilá, ya lo tenemos. Lo único que nos hará falta será introducirlo en horno precalentado a 165ºC durante 7 minutos. Después, rápidamente al congelador.

Algo así tendrá que quedarnos cuando hayamos descongelado el rulo, y lo hayamos cortado. Podremos completarlo con unas escamas de sal si hiciese falta y una gota de reducción de vinagre de Módena. Ahora si, a disfrutar de él con tostadas y un buen vino.

TRUCOS DE COCINA:

  • Puedes utilizar higos en almíbar, secos y puestos en remojo con algún vino oloroso, manzanas caramelizadas, membrillo, peras confitadas, mango caramelizado.
  • Lo más importante de todo, debes dejar el rulo muy apretado y sin aire, de esa manera, no fallarás.
  • Para acompañarlo, recurre a tostadas de pan más bien neutras para no desvirtuar su sabor.
  • Puedes hacer que el micuit quede libre de grasa, si pinchas con un palillo el rulo, justo después de sacar del horno, lograrás que la grasa líquida al estar caliente salga por si sola.
  • No escatimes en papel film, evitarás las molestas roturas en el horno (habría que fregar más de la cuenta)