Puedo decir que fué una tarde estupenda, reencuentro de viejos amigos, sin olvidar la compañía de un antiguo compañero y amigo, Eduardo Comín. En la foto podéis ver la clausura del encuentro con todos los cocineros de Eurotoques, después de ofrecer un pequeño discurso diversas personalidades entre las que destaco, Juan Barbacil secretario de la Academia Aragonesa de Gastronomía, Pedro Larumbe renombrado cocinero, propietario del restaurante que lleva su nombre y que también estará en el pabellón de España de la Exposición Internacional de Sanghai  2010 (China) entre otras muchas cosas, y Miguel Ángel revuelto, chef del restaurante Gayarre.

Sobre estas líneas, yo con Pedro Larumbe y uno de los mejores cocineros y profesores de cocina que ha tenido Zaragoza, Ángel Suescún.

Eduardo Comín de morado, que también se encontró con antiguos compañeros.

Un servidor con viejos amigos y grandes cocineros, Daniel Iranzo e Iván Puyuelo actualmente en el restaurante La Matilde.

Unas deliciosas tortillas de Alagón que pude probar, y aunque parecía haber descubierto algo, Ángel Suescún ya las hacía cuando yo llevaba pañales.

Como podéis observar, hubo gran afluencia de público. y por ésta misma razón, creo que no se valoró el acto como se debía. Poco espacio, el poco que había, masificado y un poco complicado el conseguir una copa de vino o atender al discurso final (por falta de espacio), esperemos que para el año que viene, se nos brinde algo mejor. Además de parecer que uno acudía más a la fiesta de los toros que se celebraba en el Palacio de Sástago que a lo que acontecía, démosle al asunto, la importancia que tiene. De todas formas, la gran afluencia de público (por lo menos el último día), nos tiene que hacer pensar, que ya no sólo van los mismos, buena señal.