Así de fácil, y así de buena puede estar una de las salsas más ricas desde mi punto de vista. Éste tipo de pastas, con la salsa pomodoro me encantan porque casi puedo masticar la mezcla de las 2 cosas, es decir, la pasta porque ya es gruesa de por sí, pero la salsa pomodoro, al hacerla con el pasapurés la verdad es que queda como las de siempre, como las buenas salsas de tomate italianas. Alguien podrá decir que porque usamos tomate entero de lata en lugar del fresco, bien, de momento, el de lata entero pelado es recolectado en su mejor momento ya que enseguida será enlatado, el fresco puedo variar mucho su punto de madurez. Además diría lo contrario si fuésemos a comerlo fresco en ensalada, pero vamos a cocerlo, así que no tiene mucho sentido siempre y cuando el tomate de lata sea bueno. Otra alternativa sería rellenar los galets con esas salsa de tomate espesa, así, nos podría servir también de aperitivo o tapa.

A veces, una simple pasta con una buena salsa de tomate y una picada de albahaca fresca puede hacer sombra a casi cualquier cosa, probad. Vamos con la receta,

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 gr. de Galets
  • 1 Kg. de tomate entero pelado en conserva
  • 2 dientes de ajo machacado
  • 1 cebolla tierna
  • 1 zanahoria
  • Perejil fresco
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva, azúcar, sal y pimienta
  • Tomates secos o en aceite (opcional)

Proceso:

Para cocer la pasta seca:

Pondremos una olla baja y ancha con agua a cocer, aprox. 1 litro por cada 100 gr. de pasta y le añadiremos bien de sal. Una vez que comience a hervir, echaremos la pasta sin dejar de remover a lo primero y después a lo largo de la cocción. Una vez conseguido el punto de cocción deseado, pasaremos a enfriar la pasta con agua fría, siempre y cuando no vayamos a consumirla al momento.

Para la salsa pomodoro:

Escurriremos los tomates. Mientras, pondremos una olla a calentar con aceite de oliva. Cuando esté caliente, echaremos los dientes de ajo ligeramente machacados y dejaremos hasta dorar. Después añadiremos la zanahoria y la cebolla picadas muy finas y pocharemos el conjunto sin dejar que se dore. Cuando la cebolla esté transparente añadiremos los tomates que si podemos, les habremos despojado de las pepitas y ligeramente troceados los añadiremos al guiso. A partir de aquí, deberemos dejar que se estofe alrededor de 20 o 30 minutos. Faltando 5 minutos, añadiremos unas hojas de perejil y albahaca picadas muy finas y dejaremos que dé el último hervor. Pondremos a punto de sal y pimienta, y si comprobamos que existe mucha acidez, añadiremos una pizca de azúcar. Sólo nos faltará pasar la salsa por el pasapuré, por la batidora o dejarla tal como está, teniendo en cuenta que si no les quitamos las pepitas a los tomates, tendremos que triturarla y colarla. Si queremos darle un toque más especial, añadiremos al final de la preparación unos tomates secos o en aceite finamente picados, si usamos tomates secos, tendremos que hidratarlos previamente media hora antes.

Para terminar:

Colocaremos la pasta bien caliente en el fondo del plato y cubriremos con la salsa pomodoro bien caliente también. Podremos terminar espolvoreando un poco de queso parmesano rallado por encima.

TRUCOS DE COCINA:

  • Puedes rellenar los galets con la salsa de tomate, espolvorear con el parmesano rallado y gratinarlos.
  • También puedes rellenarlos con carne y de salsa utilizar la salsa pomodoro.
  • Si tienes un huerto o algo parecido, si plantas tomates, recuerda que aquellos que estén muy maduros y ya no te sirvan, te vendrán de perlas para hacer la salsa pomodoro.
  • Te recomiendo que uses el pasapurés para triturar la salsa, el resultado no es ni parecido que si usas la batidora, lo que hace el pasapurés es respetar la textura del tomate a la vez que la desmenuza, en cambio la batidora rompe todo cuanto encuentra y la textura nos recordará a la de una crema.