Aquí os traigo un postre muy muy fácil y de temporada, porque ahora las fresas ya comienzan a estar en su punto, así que lo que os propongo ésta semana, oye, es demasiado fácil, así que no se me acostumbren !!, aún así, el petit suisse casero, da mucho juego, después hablaremos de ésto, de momento os cuento como hacer ésta receta, que no se si lo he dicho ya, pero es muy fácil, vamos con ella;

Ingredientes para 4 personas:

  • De 4 a 6 fresas o fresones (según el tamaño y el hambre que tengáis), pero procurad que sean del país….no hay color…mejor dicho..sabor.
  •  400 ml. de nata líquida para montar (35%M.G)
  • 150/200 ml. de sopa de fresas casera (según lo espesa que esté)
  • 100 gr. de queso delissy sin sal o cualquiera del tipo de untar(opcional)
  • 70/100 gr. de azúcar (según lo dulce que lo queramos)

Proceso:

Lo primero de todo, tendremos que hacer la sopa de fresas, no se trata más, que de sacar el jugo a las fresas, después podremos elaborar una rica mermelada con esas fresas. Una vez que tengamos la sopa de fresas, la dejaremos enfriar del todo.

En un bol, echaremos la nata líquida y el azúcar y con la ayuda de una varilla, la montaremos casi del todo (también podremos usar un robot de cocina tipo thermomix o similar), después, añadiremos el queso Delissy y mezclaremos bien. Una vez hayamos conseguido una pasta cremosa y espesa, comenzaremos a añadir la sopa de fresas bien fría, para ésto la verteremos en forma de hilo, para dar tiempo a la crema de admitirla. Una vez tengamos el petit suisse terminado, lo guardaremos en la nevera.

Sólo nos faltará colocar en el fondo del plato las fresas bien lavadas y enteras o troceadas, y con la ayuda de una cuchara, colocaremos el petit suisse casero encima, adornaremos con una menta fresca y….listo.

Consejos de cocina:

  • 15 minutos antes de presentar el postre, puedes “sangrar” las fresas echándoles un poco de azúcar para que saquen el jugo y se pongan más rojas.
  • A partir de aquí, puedes usar el petit suisse de la forma que quieras, por ejemplo,  para rellenar o cubrir una tarta.
  • Con el petit suisse también puedes hacer con la ayuda de una manga pastelera, nubes de fresa o marshmallows helados, sólo tendrás que introducirlos en el congelador sobre un papel siliconado o sulfurizado y servirlos para el café o como golosina.
  • Si no tienes tiempo de hacer la sopa de fresas, necesitarás poner unas fresas a “sangrar” con azúcar, y el jugo que suelten será tu sopa de fresas, sólo recuerda que tendrás que echar menos azúcar al petit suisse.
  • Cuando te sobre sopa de fresas, no hace falta que la congeles, ya que por su contenido en azúcar se mantendrá muy bien en la nevera durante al menos 10 días.

Hasta pronto!!