Como siempre, desde teayudoacocinar, me gusta informaros de todo lo que acontece en lo que a gastronomía se refiere, y aunque yo no pude asistir, tuve la suerte de tener a Eduardo, activo colaborador de teayudoacocinar y uno de los mejores chefs de cocina que actualmente tiene Aragón, y que desinteresadamente, se ofreció para informarnos si la movida ésta de Teruel, merece la pena, os dejo con él.

Os presento a Eduardo Comín, en la foto, con su mujer.

Este fin de semana se celebró en el palacio de congresos de Teruel el V salón de turismo gastronómico “Teruel gusto mudéjar”. Yo tuve el placer de estar ahí para disfrutar de todos los eventos, degustaciones y catas.

Quería aprovechar todas las catas y degustaciones que tenían lugar en el aula del gusto así que empecé apuntándome a una cata de quesos que organizó la asociación de productores de queso y leche de Teruel en la que con ayuda del director de la cata todos los asistentes unos profesionales y otros como yo curiosos y golososaprendimos muchas curiosidades sobre el mundo de los quesos del bajo Aragón.

Nada mas acabar la cata de quesos empezó una nueva, la del moscatel, ésta organizada por la bodega Santo Cristo de Ainzón.

No podía entretenerme mucho porque la feria era un  hervidero de actividades y por los altavoces se anunciaba algo que no me podía perder, una clase magistral de corte de jamón impartida por un gran maestro de la materia con el que después de la clase tuve tiempo de charlar, Michael López Teves, maestro cortador filipino que además de ser experto cortador de jamón y habitual de muchas ferias gastronómicas nacionales e internacionales también es jefe de cocina del “Mesón 5 jotas” en Madrid. Para el que tenga curiosidad en ver actuar a este genio del cuchillo puede verlo en www.maestrocortadorfilipino.com Os lo recomiendo.

En la feria también hubo tiempo para el espectáculo aunque ese espectáculo no andaba muy lejos de ser otra clase gastronómica a tener en cuenta, un desfile de soldados iberos y romanos del grupo LAKUERTER de Andorra daba paso a el chef ganador de las primeras jornadas gastronómicas Iberas que representaba al restaurante “Arse”  de Hijar. Éste elaboró  el menú ganador de esas jornadas explicando muchísimas curiosidades sobre la forma de cocinar de los habitantes iberos del bajo Aragón durante su asentamiento.

Lo curioso de la clase fue la forma en la que actualizó unos platos tan clásicos como las lentejas con carne de cerdo y hierbas aromáticas, una ensalada de perdiz, un conejo escabechado y un postre a base de requesón y frutos secos. Convirtiéndolos en pequeños bocados sabrosos y vanguardistas.

Llegaba la hora de ir a comer y ya casi teníamos el estomago lleno así que… que mejor que unas tapas y unos vinos para conocer mas de cerca la gastronomía turolense.

Nada mas llegar de nuevo a la feria empecé a  buscar actividades que calmaran mi curiosidad y me encontré con una cata de vino “Corona de Aragón” coordinada por TERDIBE y ofrecida por la bodega GRANDES VINOS Y VIÑEDOS. Y  como colofón a este día tan intenso de feria me encontré con un acto curiosísimo y sorprendente. La asociación provincial Teruel empresarios turísticos organizó la primera edición de” la ruta del perolico”, esta consistía en que unos cuantos restaurantes de la región elaboraron un plato de cuchara que con el precio de un euro se servía en un perolico de barro diseñado especialmente para el evento. Cada uno de los restaurantes habían tenido como aperitivo o tapa este guiso y allí en la feria después de haber probado infinidad de perolicos y tener la tripa a punto de explotar todos los asistentes como jurado popular decidieron cual seria el ganador que fue el restaurante “Ramiro” de Cedrillas.

Así acabo el intenso día pero esto aun no había acabado. Al día siguiente el hervidero del domingo no fue nada comparado con el gran revuelo de cocineros y cocineras que se presentaron al IV concurso de cocina con gusto mudéjar en el que dos zaragozanos Juan Antonio Forcén y Rubén Rubiralta del restaurante La Yesería  de La Almunia se llevaron el gato al agua.

Bueno la feria ha llegado a su fin, la organización contenta ya que este año han superado el número de visitantes del año pasado.  Y los visitantes como yo, curiosos y golosos, satisfechos al ver que han puesto empeño y aunque todavía hay cosas en las que tienen que mejorar, (aspectos como la puntualidad en los eventos y coordinación entre actos) nos vamos con un muy buen sabor de boca.

Teruel se mueve, sus gentes también, los empresarios y profesionales de la gastronomía han demostrado que aun teniendo muchísimas dificultades pueden salir adelante poniéndole empeño y ganas y han conseguido hacer las cosas muy bien.

Después de esta agradable experiencia solo me queda decir que Teruel si que existe, claro que existe. Así que compañeros turolenses el año que viene mas y mejor que España vea  que sois algo mas que ese magnifico jamón; nosotros estaremos allí para ver que se cuece y espero que no os perdáis la próxima Teruel gusto mudéjar. Hasta pronto.

Eduardo Comín.

Gracias Edi, y espero recibir más crónicas como ésta, enhorabuena.

David García.