Un postre fácil, de temporada y navideño. Eso es lo que traigo ésta semana, porque como dije la semana pasada, los días señalados debemos de intentar disfrutar de la compañía, así que, aquí os muestro como darle la vuelta a un postre con piña, presentándolo de una manera original. Lo mejor del plato, dos cosas, por un lado, muy acertado para bajar la comida, y por otro, lo que más me gusta, lo podemos tener preparado con antelación a falta de salsear, ¿bien no?, vamos con la receta; 

Ingredientes para 4 personas:

  • 1/2 piña natural, no muy madura.
  • Nueces peladas
  • Higos en almíbar, al brandy, etc
  • 1/2 litro de leche
  • 150 gr. de azúcar
  • 1/2 vaina de vainilla natural (opcional)

Proceso:

Para el dulce de leche, pondremos el azúcar a caramelizar en una cacerola, cuando el caramelo esté rubio, añadiremos la leche con cuidado, debido al choque térmico, porque podríamos quemarnos. Si tenemos, podremos añadir a la leche una vaina de vainilla natural abierta por la mitad y con los puntitos de su interior sacados. Una vez empiece a hervir, lo pondremos a fuego medio y dejaremos que la leche vaya reduciendo hasta conseguir un color tostado, para ésta receta necesitaremos un dulce de leche no muy espeso, así que, ésto lo controlaremos en la cocción, dejándolo más líquido de lo habitual, recordad que cuando está caliente parece más líquido de lo que será. Una vez terminado, reservaremos en la nevera.

Limpiaremos la piña con un cuchillo hasta dejarla bien limpia. La cortaremos por la mitad para poder desechar el corazón más fácilmente, ésto lo haremos con la ayuda de un descorazonador. Al final nos tendrán que quedar 2 trozos de piña sin el corazón y con la circunferencia completa y con el hueco en medio.

Con la ayuda de una cortadora de fiambres, en su defecto un cuchillo bien afilado y buen pulso, aunque os recomiendo la cortadora para obtener un resultado perfecto, cortaremos la piña como si de jamón se tratase pero ligeramente más grueso, o mejor lo más fino que podáis, sin que los discos de piña se rompan.

Los iremos colocando en el plato de forma desigual y ahuecados, llegados a éste paso, podremos dejar la piña colocada en el plato, un papel film por encima para evitar que se seque y guardarlos en la nevera, eso si, si son muchos los platos y no te caben en la nevera, puedes dejar la piña cortada en una bandeja y emplatarlo en el momento de servir.

Cuando vayamos a servirlo,colocaremos encima unos higos en almíbar (o similar), cortados por la mitad, espolvorearemos con unas nueces peladas y salsearemos con el dulce de leche en el momento de sacar los platos al comedor.

Que aproveche!!!

TRUCOS DE COCINA:

  • También puedes usar otros tipos de fruta, y cortarlos de ésta manera, eso si la piña es de lo mejor, y además es temporada y va muy bien para bajar.
  • Si no tienes dulce de leche, puedes usar miel, confituras, membrillo, etc
  • Si no tienes nueces, puedes usar cualquier fruto seco, pero las nueces le van de maravilla.
  • Lo más importante, que puedas tener todo preparado con antelación, y éste postre, creo que cumple las expectativas.