Antioxidantes, Luteína, vitaminas,18 aminoácidos, proteínas, 21 oligoelementos orgánicos, ácidos grasos omega 3 y 6, polisacáridos,que ayudan a perder peso, que disminuyen la presión arterial, que poseen propiedades beneficiosas y rejuvenecedoras entre otras,y mucho más, es lo que nos vendían de las bayas del goji, y voy yo, y me entero de que las pasas de Corinto, son el doble de buenas !!?¿¿pero bueno¡¡??

Casualmente me encuentro con un buen amigo y excelente profesional, Juan Revenga Frauca, dietista-nutricionista y biólogo, nada menos. Ejerce la profesión de Dietista-Nutricionista como consultor, una actividad con la que se encuentra plenamente identificado y que ejerce en virtud de la evidencia científica más actual. Coincidimos en una ponencia sobre el pescado donde nos encontrábamos un pescadero, Juan como nutricionista y yo como el cocinillas. La experiencia fue muy positiva, y Juan dejó en mí un buen recuerdo, debido a que en algunos momentos, escucharle era lo mismo que asistir a un curso acelerado y comprimido en cuanto a nutrición y buenos hábitos alimentarios se refiere. Dicho ésto, Juan descubre teayudoacocinar y en él encuentra algo que le llama la atención, las recetas con bayas del Goji, donde rápidamente toma cartas en el asunto y me echa un grito, !!que no te enteras!!!, me dice, que te han engañaó !!.

Realmente no fue así, pero sí que me adjunta un enlace muy interesante, en el que se entrevista a Julio Basulto, colega de Juan, el cual os invito a visitar porque no tiene desperdicio. Comienzo a leer y me encuentro con ésta pregunta “¿Qué hay de cierto respecto a las virtudes que parecen tener las bayas del Goji?”, y responde así;

“Nada. De las bayas goji se dogmatizan numerosas propiedades que son imposibles de cumplir (ayudar a perder peso, disminuir la presión arterial, etc.). Si fuese así, no serían un alimento, sino un medicamento. En tal caso, no podrían tomarse sin receta médica.

Claro, es una noticia más, pero viniendo de quien viene tiene más credibilidad que la mayoría de las 319.000 referencias que aparecen en Google.

Dicho esto, reflexiono, pienso en el acertado título que encabeza el artículo y digo, ¿nos toman por tontos o qué??. La verdad es que en la noticia publicada en teayudoacocinar, yo destacaba las inmejorables propiedades de éstas bayas, pero también le quitaba hierro al asunto, insinuando que no por comer éste tipo de productos debíamos dejar de hacer deporte, cuidar nuestra alimentación o esperar a perder peso. Es una lástima que sea tan fácil atribuir a cierto alimento innumerables propiedades terapéuticas con el fin de impulsarlo comercialmente, y a su vez engañarnos a casi todos, y que ésto no esté regulado, una lástima.

Pero todo ésto tiene 2 cosas buenas, la primera, que para el siguiente producto milagroso seremos más cautelosos (yo por lo menos) y la segunda que gracias a ésto, me encontré con Juan Revenga hablando de algo que él planteó, lo que para beneficio de muchos, puede ser que lo veamos más veces por aquí, informándonos, dándonos consejos o simplemente opinando de cualquiera de los temas que engloban su profesión y que tan importantes es parar tod@s.

Desde aquí, quiero agradecer a Juan Revenga y a Julio Basulto la información prestada y ofrecerles éste espacio para lo que consideren, un saludo.

A los demás, a cuidarse !!, gastronómica y nutricionalmente hablando.

Un saludo.